Tenemos nuevo médico en casa: el Doctor Google

Doctor-Google.jpg

Hoy se celebra el Día Mundial de Internet, esa maravillosa herramienta que a diario saca a mucha gente de muchos apuros. ¿No sabes dónde ir a cenar? Lo buscas en Google. ¿Qué crítica tendrá la película que quiero ver en el cine? Lo buscas en Google. ¿Cuál es la fecha del descubrimiento de la penicilina? Lo buscas en Google. ¿Qué puede causar este dolor de cabeza punzante con mareos que tengo desde hace una semana? Lo buscas en Google. Espera, ¿¿Lo buscas en Google??

Según encuestas del INE, el 69% de la población española utiliza internet a diario, y de este porcentaje, casi el 65% se ha conectado en los últimos tres meses en busca de información sobre temas de salud. Estos datos dejan claro que tenemos un nuevo “medico” en casa, DOCTOR GOOGLE. Así lo llaman, y es que hay evidencias más que claras de que poco a poco la búsqueda de síntomas y problemas de salud gana terreno en internet.  

Según datos recogidos por la propia empresa, las búsquedas sobre salud más realizadas en los últimos años empiezan por cómo evitar los gases, la ansiedad o la caída de cabello, seguido de cómo evitar los ronquidos o la eyaculación precoz y terminando la lista con cómo solucionar el mal aliento.  

En un primer vistazo puede parecer que encontrar una solución útil para evitar los gases en internet nos 'salva' de una visita al médico, pero ¿qué pasa cuando empezamos a ver las posibles causas y a plantearnos que puede haber cosas más graves detrás de unos simples gases? Debido a esto, ha aparecido el término 'Cybercondría', que no es más que un tipo de hipocondría que ha aparecido en los últimos años a raíz del aumento de autodiagnósticos en la red.

Los pacientes llegan a las consultas preocupados, ya que se han autodiagnosticado gracias a internet, lo que en parte dificulta la tarea del médico, que ha de convencer, en caso necesario, de que, por ejemplo, los gases que se sufren, son simplemente causa de una mala digestión y no de un problema mayor.  

Por otra parte, tenemos el caso contrario, pacientes que tras acudir a la visita médica consultan el diagnóstico que se les ha dado en internet. Esto en sí, si no se presta atención, no supone ningún problema, pero párate a pensar. Tú, que eres estudiante de Medicina, que dedicas años a formarte para ser especialista en salud, para ser la persona en la que la gente confía para los problemas que más les preocupan, que una vez puedes tratar pacientes y salen de tu consulta, todo se reduce a una simple búsqueda en Google, porque no terminan de confiar en ti. Está claro que algo no hacemos bien.  

Con esto no quiero decir que consultar en Google esté mal, o que creer a ciegas a tu médico sea lo correcto, pero se nos está yendo de las manos. Debemos de confiar más en los profesionales de la salud, que para eso dedican parte de su vida para prepararse, para serlo, y dejar la tecnología e internet para seguir preguntando a dónde podemos ir a cenar.  

Doctor Google, lo siento, pero yo prefiero seguir fiándome de mi médico para las cosas importantes, y consultar contigo qué hacer con una picadura de mosquito.

Share
Tweet
Share
Share