Plasmaféresis, la depuración sanguínea que devuelve la vida

Plasmaferesis-sangre.jpg

La plasmaféresis es un método o técnica de depuración sanguínea extracorpórea, que consiste, como su nombre lo dice, en la extracción completa de la sangre del paciente o individuo, en la que se elimina moléculas de gran peso molecular, se separa la línea blanca, es decir glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas del plasma sanguíneo. Posterior a este procedimiento, la sangre se regresa al cuerpo del paciente, sin el plasma, el cual el organismo sustituye de manera eficaz y rápida.

¿Para qué sirve?

Este procedimiento se realiza para una variedad de trastornos, sobre todo, para todos aquellos que afectan al sistema inmune, como el Lupus eritematoso sistémico, Síndrome de Guillain-Barré, Síndrome de Goodpasture y Púrpura trombocitopénica, donde se realiza una sustitución de factores deficitarios del plasma, remoción de mediadores inflamatorios. También, puede ser utilizado para disminuir el índice de rechazo de órganos en los trasplantes que se realizan a nivel mundial e incluso entre pacientes de diferente grupo étnico, puesto que este método elimina los anticuerpos de la sangre que pueden generar rechazo del órgano implantado en el receptor. Incluso, puede realizar una estimulación de clones de linfocitos para mejorar la terapia citotóxica que se realiza en algunos individuos.

Está indicado no solo para patologías autoinmunes, sino también en neurológicas, hematológicas y reumatológicas. Entre las más destacadas están: vasculitis, granulomatosis con poliangiitis, falla renal aguda, entre otras.

Tipos de aféresis

  • El método más antiguo es la aféresis por centrifugación, que tiene una duración de entre 5 a 6 horas. En esta técnica, las células sanguíneas son separadas en base a su densidad. La línea blanca o eritrocitaria se dirige hacia la periferia, mientras que el plasma queda en la parte central. La ventaja de esta técnica es que permite que un grupo celular en específico, pueda ser retirado, estudiado o utilizado para fines terapéuticos en otros pacientes.
  • Otro método de la aféresis, actualmente mucho más utilizado es la de filtración transmembrana, el cual permite que todo el plasma y moléculas pase por la membrana con excepción del componente celular. La ventaja de esta técnica es que tiene bajo riesgo de generar trombocitopenia y como se adapta a las máquinas de hemodiálisis de los centros hospitalarios, su aplicabilidad es mucho más alta y eficiente.

¿Cómo se realiza?

  1. Se debe preparar la máquina y conocer del tipo de aféresis a utilizar
  2. Realizar la inserción del catéter central venoso
  3. Seguir el protocolo del equipo a utilizarse, ya sea con la máquina de centrifugación o con el plasmafiltro de la máquina para hemodiálisis
  4. Una vez que se extrae el plasma del paciente, se reemplaza por una solución de plasma, coloide o se coloca sin el componente eritrocitario a eliminar, para que el organismo por sí mismo lo sustituya.
    1. Por lo general, las células que son reinfundidas, se encuentran en una solución de reemplazo, que puede ser albúmina, cristaloides o plasma fresco.

Es importante que el paciente haya comido antes de efectuarse el procedimiento, que se encuentre con ropa cómoda y tenga a la mano un libro, revista o radio que le permita hacer de la sesión algo más amena. La duración de la misma, dependerá del procedimiento que se requiera, el peso y talla del paciente, normalmente dura entre 2h30 a 6 horas.

Efectos secundarios comunes

Luego de la realización del procedimiento, es normal, y se le debe mencionar al paciente, que puede sentir calambres musculares, hipotensión, malestar general, síncope, visión borrosa, diplopía y parestesias o sensación de hormigueo en miembros superiores o inferiores.

Complicaciones

La inserción del catéter puede producir hemorragias, así como el riesgo de ser colonizado y servir como vía de entrada para diversas infecciones. Durante el procedimiento se utiliza citrato, el cual se une al calcio y puede disminuir su concentración libre en la sangre, generando hipocalcemia. Además de la supresión del sistema inmune, hipotensión relacionada con la depleción de volumen, hipotermia, sangramiento o hematomas.

Dato Curioso

En 1959, Michael Rubinstein fue la primera persona en tratarse con Plasmaféresis su condición de Púrpura trombocitopénica después del tratamiento mejoró significativamente.

Autor: Valentina Durán Lovera, Asistente de Desarrollo Interno 2018 de AEMPPI Ecuador

Referencias

AMES (2017). Tratamientos con plasmaféresis. Asociación de Miastenia de España. ENTIDAD DE UTILIDAD PÚBLICA. Recuperado el 13 de febrero de 2018 de http://miastenia.ong/index.php/tratamientos-con-plasmaferisis/posibles-efectos-adversos/102-tratamiento-medico/plasmaferesis
Benítez, C., Andresen, M., Farías, G., Castillo, C., Henríquez, M., & Pereira, J. (2015). Uso de plasmaféresis en unidades de pacientes críticos. Revista médica de Chile133(12), 1441-1448.
Cuberes, M., Yanguas, N., Martorell, O., Gamen, Á., Parra, E., Artal, R., & Cozcolluela-Cabrejas, R. (2013). Tratamiento con plasmaféresis. Nefrología32(3), 396-418.
Ramírez, C., Ruiz, D., Delgado, C., Aguirre, F., Añon, J. F., & Fernández, J. G. (2012). Utilidad de la plasmaféresis en cuidados intensivos. Medicina intensiva34(1), 74-78.
Restrepo, C. A., Márquez, E., & Sanz, M. F. (2015). Plasmaféresis terapéutica, tipos, técnica e indicaciones en medicina interna. Acta médica colombiana34(1).
Share
Tweet
Share
Share