Recuperación motora tras un accidente cerebrovascular: ¿cómo se maneja?

Infografia_Recuperacion-de-la-funcion-motora-Principal.jpg
La enfermedad cerebrovascular es la segunda causa principal de muerte en adultos, solo superada por las cardiopatías. La expresión más frecuente de la enfermedad cerebrovascular es el accidente cerebrovascular (o ictus ). La siguiente infografía, que toma como fuente la obra Neuroanatomía clínica y neurociencia, nos da las claves de la recuperación motora y funcional de los pacientes.

Accidente cerebrovascular

El accidente cerebrovascular (o ictus ) se define clínicamente como un déficit neurológico focal de origen vascular isquémico, que afecta al sistema nervioso central (SNC) o a la retina y que dura más de 24 horas si el paciente sobrevive. El ejemplo más común es una hemiplejía causada por una lesión vascular de la cápsula interna. Sin embargo, se verá que existen muchas variedades de accidente cerebrovascular, en función de la localización y del tamaño.

Claves de la recuperación

Recuperación muy precoz (hasta 24 h)  En las horas siguientes a un accidente cerebrovascular asociado a una hemiplejía grave y causado por la oclusión embólica de una arteria principal de irrigación de la corona radiada o la cápsula interna, algunos pacientes muestran una considerable recuperación de la función motora, a un nivel en el que únicamente persiste una debilidad moderada del miembro inferior o superior. Esto puede tener una o dos explicaciones:

  • El émbolo se fragmenta, dejando permeables algunas (o todas) las ramas primarias de la arteria.
  • El colapso de la presión sanguínea en el territorio de la arteria bloqueada ha permitido el llenado retrógrado de las ramas periféricas a través de las anastomosis de arterias pequeñas a lo largo de la zona límite

Recuperación precoz (en los primeros días) Una mejoría más limitada que se produce durante un período de una semana o más se atribuye a la resolución del edema circundante, lo que permite la reanudación del suministro de oxígeno y glucosa a las neuronas viables.

Recuperación posterior  Durante los siguientes meses, por norma general, se produce una recuperación lenta pero progresiva de la función motora, especialmente con apoyo de ejercicios supervisados por un fisioterapeuta. Debido a que la mayoría de los accidentes cerebrovasculares se deben a una lesión de la sustancia blanca y no de la corteza cerebral, se ha dirigido la atención bilateralmente a todas las áreas de la corteza que se sabe que infl uyen en la eferencia corticoespinal. (En este caso no se considera relevante la contribución del lóbulo parietal, al ocuparse solo de la modulación sensitiva.)  Un aspecto que se observa sistemáticamente en la RMf es la hiperexcitabilidad propagada de las áreas corticales conectadas a la zona de la lesión. En el transcurso de unos días aparece una hiperexcitabilidad, asociada a la reducción de la actividad local de las neuronas (GABA) estrelladas lisas inhibidoras. Dicha hiperexcitabilidad disminuye gradualmente a lo largo de un período de hasta un año o más.

Share
Tweet
Share
Share