Habilidades de apoyo a la lactancia para enfermeros: postura y agarre a la mama

Dar-de-mamar.jpg

Hay múltiples razones por las que las mujeres afrontan dificultades para la lactancia materna y no les resulta tan fácil como se habían imaginado. Muchas mujeres nunca han visto cómo se amamanta a un bebé, y esta falta de conocimientos integrados provoca, a lo largo de los años, una pérdida de las habilidades prácticas. Si bien las matronas y otros profesionales sanitarios deben apoyar las opciones de las mujeres en relación con la lactancia, son las matronas las que tienen la responsabilidad de que las mujeres tengan información actualizada para tomar estas decisiones. La última edición de Lactancia, volumen 5 de la colección Guías de enfermería obstétrica y materno-infantil Marshall, Baston & Hallfacilita esta tarea a las profesionales con numerosos ejemplos y situaciones practicas, escritas por destacadas expertas en enfermería materno-infantil.

Infografía lactancia

Más salud para el bebé

La lactancia materna debe ser considerada la manera normal de alimentación de los bebés, puede ser útil considerar los riesgos para la madre y el bebé de no adoptar la lactancia materna (en lugar de sus beneficios). En los países desarrollados, los bebés que no son amamantados presentan mayor riesgo de una serie de problemas como infección gastrointestinal, otitis media, hipertensión, sobrepeso y obesidad, y enterocolitis necrosante, y las madres tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de mama y ovario, y diabetes de tipo 2.

Para maximizar la salud de las madres y los bebés en todo el mundo, la Organización Mundial de la Salud ha recomendado lactancia materna exclusiva durante 6 meses y continuar aportando algo de leche materna hasta los 2 años de edad. Sin embargo, pocas mujeres logran esto, aunque sea su intención, y las mujeres han referido que no se sienten apoyadas en el período posnatal.

Enseñar a dar el pecho

Aprender a dar el pecho es una habilidad práctica que se compara a veces a aprender a bailar en pareja, porque no depende solo del aprendizaje de una persona, sino de que dos personas aprendan al mismo ritmo. Como saben muchas madres, también es una habilidad que se debe aprender con rapidez, porque es vital para el bebé. Sin embargo, las mujeres refieren a veces que se sienten presionadas a elegir la lactancia materna y se sienten culpables si no lo hacen. Por consiguiente, es importante que las matronas tengan las habilidades que les permitan enseñar a las madres a amamantar y a valorar si el bebé mama de forma eficaz, todo ello siendo sensible a los sentimientos de las mujeres. Si un bebé no se agarra ni se coloca de manera que pueda mamar bien, esto puede causar una serie de problemas para la madre y el bebé, como pezones doloridos y con grietas, estasis de leche que puede provocar congestión, obstrucción de conductos y mastitis. Cualquier estasis de leche determinará una acumulación del factor inhibidor de la lactancia (FIL), lo que reducirá la producción de leche. Además de esto, es probable que un bebé que no mama de forma eficaz ni se agarra bien mame más veces y durante más tiempo, porque no obtendrá la leche más grasa que normalmente obtendría al fi nal de la toma. Esto puede hacer que la madre pierda confianza en su capacidad de amamantar o de proporcionarle sufi ciente leche a su bebé ( UNICEF Baby Friendly Initiative UK, 2014 ).

Agarre

El agarre es el proceso mediante el cual el bebé coge la mama con la boca para mamar. Los bebés nacen con tres reflejos que les permiten agarrarse a la mama y alimentarse. Estos son el reflejo de búsqueda –el bebé gira la cabeza y abre la boca cuando algo le toca la mejilla–, el reflejo de succión –cuando algo toca el techo de la boca, el bebé succiona y lo arrastra al interior de la boca– y el reflejo de deglución –cuando la boca se llena de leche, el bebé deglute–. Por consiguiente, los bebés a término saludables se agarrarán al pecho y se alimentarán recurriendo a estos comportamientos innatos. Es importante que cualquiera que brinde apoyo a las madres que eligieron la lactancia materna pueda reconocer si un bebé está bien agarrado a la mama. En la infografía se mencionan los principales signos de buen agarre del bebé.

Enfermería materno-infantil

Portada libro Marshall LactanciaLas Guías de enfermería obstétrica y materno-infantil están escritas por destacadas expertas en enfermería materno-infantil. Estas monografías constituyen una práctica fuente de información y reflejan la base de evidencia más reciente para la práctica actual.

Cada volumen se centra en la importancia de la comunicación y la atención actual de la mujer y presenta "escenarios" útiles para fomentar el debate y la reflexión. Sigue un modelo de rompecabezas cuyo objetivo es alentar al lector a explorar la atención de la maternidad desde múltiples perspectivas.

Volumen 1. Bases

Volumen 3. Parto

Volumen 4. Cuidados posnatales

Volumen 5. Lactancia

Profesionales y estudiantes Es una colección ideal para todas las enfermeras especializadas en este campo (matronas), tanto profesionales como en formación, y también es útil para auxiliares que trabajan en el ámbito de la maternidad

Share
Tweet
Share
Share