El modelo NANDA-I: 7 ejes para construir conceptos diagnósticos

Infografia_7ejes-conceptos-diagnosticos.jpg

Los diagnósticos NANDA-I son conceptos construidos por medio de un sistema multiaxial. Un eje, para el propósito de la taxonomía II de NANDA-I, se define operativamente como una dimensión de la respuesta humana que es considerada en el proceso diagnóstico. Existen siete ejes (infografía). El modelo NANDA-I para un diagnóstico enfermero muestra los siete ejes y su relación.

Presencia y relevancia de los ejes

Los ejes están representados en las etiquetas de los diagnósticos enfermeros por sus valores. En algunos casos, se nombran explícitamente, como en los diagnósticos afrontamiento ineficaz de la comunidad y procesos familiares disfuncionales, en los cuales el sujeto del diagnóstico es nombrado usando los dos valores “comunidad” y “familia” tomados del Eje 2 (sujeto del diagnóstico). "Ineficaz" y "disfuncional" son dos de los valores contenidos en el Eje 3 (juicio). En algunas ocasiones, el eje está implícito, como en el caso del diagnóstico patrón sexual ineficaz, en el cual el sujeto del diagnóstico (Eje 2) es siempre el paciente. En algunos casos, un eje puede no ser pertinente para un diagnóstico, y por tanto no forma parte de la etiqueta del diagnóstico. Por ejemplo, el Eje tiempo puede no ser relevante para todos los diagnósticos. En el caso de diagnósticos en los que no está explícita la identificación del sujeto del diagnóstico, puede ser útil recordar que NANDA-I define al paciente como "una persona, una familia, un grupo o una comunidad".

El Eje 1 (foco del diagnóstico) y el Eje 3 (juicio) son componentes esenciales de un diagnóstico enfermero. En algunos casos, sin embargo, el foco del diagnóstico contiene el juicio (p. ej., temor); en estos casos, el juicio no está explícitamente separado del foco del diagnóstico en la etiqueta diagnóstica. El Eje 2 (sujeto del diagnóstico) también es esencial, aunque, como se mencionó anteriormente, puede estar implícito y por tanto no incluido en la etiqueta. El Comité de Desarrollo Diagnóstico requiere estos ejes de un nuevo diagnóstico; los otros ejes pueden ser usados cuando sean relevantes para clarificar.

Desarrollo y presentación de un diagnóstico enfermero

Un diagnóstico se construye combinando los valores de los Ejes 1 (el foco del diagnóstico), Eje 2 (sujeto del diagnóstico) y Eje 3 (juicio) y añadiendo valores de los otros ejes para dar una claridad pertinente. Los investigadores o profesionales de enfermería interesados podrían empezar con el foco del diagnóstico (Eje 1) y añadir el término de juicio apropiado (Eje 3). Es importante recordar  que estos dos ejes están algunas veces combinados dentro de un mismo concepto diagnóstico, como ocurre con el diagnóstico enfermero temor. A continuación, deben especificar el sujeto del diagnóstico (Eje 2). Si el sujeto es un individuo no necesitan explicarlo. Finalmente, pueden usar los ejes restantes, si son apropiados, para añadir detalles.

NANDA-I no está a favor de la construcción aleatoria de conceptos de diagnóstico que se podría realizar sencillamente uniendo términos de un eje con otro para crear una etiqueta diagnóstica que represente un juicio basado en una valoración de un paciente. La creación de un diagnóstico para ser usado en la práctica clínica y/o en la documentación por el método de relacionar términos de diferentes ejes, sin el desarrollo de la definición y los demás componentes de un diagnóstico (características definitorias, factores relacionados, factores de riesgo, problemas asociados y poblaciones de riesgo, según corresponda) basados en la evidencia, contradice el propósito de un lenguaje estandarizado como método que realmente representa, informa y dirige el juicio clínico y la práctica. Esta es una seria preocupación en relación con la seguridad del paciente, ya que la falta de conocimiento inherente a los componentes del diagnóstico hace imposible asegurar su precisión. Los términos enfermeros creados arbitrariamente en el punto del cuidado pueden dar como resultado interpretaciones erróneas del foco/área del problema clínico, y consecuentemente llevar al establecimiento de un resultado y a la selección de unas intervenciones inapropiadas.

También te puede interesar

Fuente

Share
Tweet
Share
Share