Passer au contenu principal

Votre navigateur n’est malheureusement pas entièrement pris en charge. Si vous avez la possibilité de le faire, veuillez passer à une version plus récente ou utiliser Mozilla Firefox, Microsoft Edge, Google Chrome, ou Safari 14 ou plus récent. Si vous n’y parvenez pas et que vous avez besoin d’aide, veuillez nous faire part de vos commentaires.

Nous vous serions reconnaissants de nous faire part de vos commentaires sur cette nouvelle expérience.Faites-nous part de votre opinion(S’ouvre dans une nouvelle fenêtre)

Elsevier
Publier avec nous

Tecnología e innovación

Optimiza el aprendizaje, identifica necesidades y mide los resultados de manera práctica y sencilla

Mantenerte actualizado sobre Elsevier Docencia

Tabla de Contenidos

  • Estrategias de enseñanza: ClinicalKey Student

  • Herramientas para crear un plan docente innovador

  • Cambios de rol del docente en Ciencias de la Salud

  • Recursos didácticos para desarrollar un método de aprendizaje eficiente

  • Cómo aumentar el acceso a los campus y el aprendizaje activo con Osmosis

  • Impacto de la COVID en la educación médica

  • Estrategias de enseñanza: Osmosis

  • Transformación digital: la optimización del aprendizaje

  • Recursos para Docentes de Ciencias de la Salud

Innovación de la educación y de la docencia

Entorno, canales y herramientas para docentes digitales

Actualización, junio 2023

La naturaleza de la innovación obedece a la capacidad de introducir novedades. Accede a una selección y adaptación de recursos didácticos para integrar las herramientas  y elementos estratégicos que mejor convengan a tu plan docente. Te ayudamos a identificar aquellos elementos estratégicos que realmente aportan valor y calidad al conocimiento.

Nuestras recomendaciones, enmarcadas en los objetivos de la asignatura, son esenciales y complementarias a la ejecución correcta de tu plan docente. Optimiza el aprendizaje, identifica necesidades y mide los resultados de manera práctica y sencilla.

Estrategias de enseñanza: Osmosis

Un gran aliado del profesor en la gestión y planificación

Osmosis(S’ouvre dans une nouvelle fenêtre) es una potente plataforma de aprendizaje visual que facilita la comprensión de conocimientos médicos relevantes y complejos a través de material audiovisual creado a partir de la evidencia más vanguardista de la ciencia del aprendizaje. Permite a los estudiantes aprender de un modo más ágil, con acceso a cientos de vídeos e imágenes específicas, potentes  herramientas de optimización del estudio y personalización de la experiencia de aprendizaje.

Apoya a los profesores en la gestión y planificación; ofrece una completa integración con los planes de estudio; rentabiliza el esfuerzo y rendimiento de los estudiantes y pone a su disposición recursos actualizados, personalizados y con evidencia científica.

Osmosis promueve el aprendizaje activo y autónomo de los estudiantes con la supervisión del profesor, a partir de una amplia colección de recursos adecuados y adaptados a las necesidades académicas en materias básicas, clínicas e incluso durante la actividad clínica.

Competencias de aprendizaje (generales)

  • Gestión de la información: análisis, selección, síntesis y adecuación de recursos.

  • Organización y planificación temporal y de recursos.

  • Definición de objetivos.

  • Resolución de problemas.

  • Adquisición de habilidades enfocadas a la optimización del aprendizaje.

  • Reflexión y pensamiento crítico.

  • Elaboración y defensa de argumentos y adecuada toma de decisiones.

  • Desarrollo de habilidades interpersonales.

  • Reconocimiento de la diversidad y la multiculturalidad, así como desarrollo de capacidades interpersonales y de manejo y comunicación con los pacientes.

  • Creatividad e iniciativa.

  • Manejo de nuevas tecnologías de la información.

  • Aprendizaje autónomo y cooperativo

Transformación digital: la optimización del aprendizaje

Más eficaces en la enseñanza y la capacidad de aprender

La digitalización de la información fue un paso previo a la actual transformación digital, pasando del formato analógico al uso del ordenador personal. Esta última ha supuesto una revolución en la accesibilidad a la información, tanto por la aparición de nuevos dispositivos, como por el uso y desarrollo exponencial de internet. El objetivo, siendo simplistas, es el de hacernos la vida más fácil.

Hoy día, el uso cotidiano de los smartphones y smartwatches, la intensa actividad de las redes sociales, la aparición de diferentes plataformas de comunicación, el almacenamiento de datos en “la nube”, el desarrollo de Apps, los nuevos asistentes personales virtuales domésticos y la permanente accesibilidad a la red, gracias al desarrollo de las telecomunicaciones, no sólo han aumentado las opciones de estar conectados, sino que han modificado nuestros hábitos y nuestra conducta.

El ámbito educativo no se ha desarrollado al margen de las tendencias digitales actuales. De hecho, es un ámbito imprescindible, ya que a través de la educación se crearán las tendencias del futuro. El aspecto clave de la transformación digital en la educación es la optimización del aprendizaje; conseguir un mayor rendimiento, ser más eficaces en el desempeño de enseñar y en la capacidad de aprender. Una vez más, profesores y estudiantes deben estar sincronizados y actualizados, integrando en su trabajo cotidiano aquellas técnicas de estudio y métodos docentes más óptimos, como la evaluación formativa, la gamificación, la memorización espaciada y la participación activa-colaborativa.

Estaremos malinterpretando el concepto de transformación digital si pretendemos utilizar herramientas digitales a toda costa, creyendo ser creativos, innovadores tecnológicamente y confundiendo la gamificación o la optimización con el entretenimiento. Es un ejemplo de cómo el método, o más bien el formato, puede distorsionar los objetivos. No debemos confundir el método o formato digital con el modelo de aprendizaje. Enmascarar métodos docentes tradicionalmente ineficaces a través del uso de cualquiera de las herramientas digitales disponibles, por muy extendido que sea su uso, es un engaño. Otorgar el protagonismo del aprendizaje a la tecnología es tan ineficaz como estudiar Medicina sin realizar prácticas hospitalarias con pacientes reales.

Reconocemos la reproducibilidad como una capacidad inherente a los ensayos clínicos y la experimentación científica como método de verificación de resultados. Sin embargo, no lo asociamos tanto con el empleo de herramientas digitales en el contexto académico y de aprendizaje. Que los estudiantes puedan reproducir y repetir de forma grupal o individual aquellas experiencias de aprendizaje, de forma independiente durante sus horas de estudio y perfeccionamiento de habilidades, es un paso ineludible. Por ello, el primer aspecto que deben cubrir las nuevas tecnologías es el de dotar al estudiante de autonomía bajo los estándares de la evidencia científica y de la neuroeducación, pero deben estar dotadas de un componente para controlado de generación de incertidumbre estimular el pensamiento crítico y el aprendizaje a largo plazo.

¿Qué herramientas digitales son las más apropiadas?

El impacto de la COVID en la educación médica

Un análisis de las medidas adoptadas, los cambios ocurridos y el papel de las soluciones tecnológicas para afrontar los retos que plantea la “nueva formación médica”

Basado en la conferencia de David Game, especialista en educación médica y estrategia de educación médica digital

La situación derivada de la covid-19 supuso una ruptura de las coordenadas que tradicionalmente regían la educación de los futuros médicos. La pandemia puso el foco sobre los principales retos en el ámbito de la enseñanza de las ciencias de la salud y evidenció las posibilidades que ofrecen las herramientas digitales ya disponibles.

De las repercusiones de la pandemia, las lecciones aprendidas y los retos que plantea la “nueva normalidad” para la formación médica, habló David Game, especialista en educación médica y estrategia de educación médica digital, durante su participación en la conferencia sobre “El impacto de la Covid en la educación médica(S’ouvre dans une nouvelle fenêtre)”.

Game describe el escenario actual de la educación médica a partir de algunas transformaciones que se están dando y que, considera, son el preámbulo de una metamorfosis mayor: un cambio de paradigma a nivel mundial. Esta transformación, que viene de tiempo atrás, se ha precipitado como consecuencia de la Covid-19 y es momento de definir qué estrategias de este periodo ayudarán a perpetuar mejores experiencias educativas.

En su ponencia, Game hizo un repaso a las medidas que los profesores fueron adoptando en estos tres años y analizó las enseñanzas de las que, en su opinión, hay que tomar nota para definir las líneas de futuro, “porque la experiencia de esta crisis sanitaria y las posibilidades que ha demostrado tener la innovación disponible en el ámbito de la enseñanza médica sugieren la necesidad de hacer cambios”.

Cambios de rol y protagonismo de la clínica

Como punto de partida para entender en qué marco se deben incorporar estos reajustes, David Game comentó algunas de las tendencias puestas en marcha desde hace unos años en la educación médica: Ha cambiado el rol del paciente. Ya no es un ‘objeto’ o un sujeto pasivo, como se consideraba hace 20 años, sino que actualmente participa proactivamente en su cuidado e interviene en la selección y administración adecuada de su tratamiento. También ha cambiado el rol del facultativo, que durante muchos años ha sido el centro del acto médico, mientras que ahora forma parte de un equipo en el que se integran otros profesionales. Los médicos del futuro tienen que aprender a ‘jugar en ese equipo’, ya no pueden trabajar solos en un escenario como el actual, en el que hay que hacer frente a condiciones mucho más complejas y que está caracterizado por el envejecimiento de la población”.

Asimismo –continuó David Game– y en línea con esto, la práctica médica, el diagnóstico y el establecimiento del tratamiento se encuadran en un contexto de multiactividad, en respuesta a los cambios que se están produciendo en el mundo, lo que tiene como consecuencia que el rol del profesor de medicina también se esté transformando respecto al modelo tradicional”.

Por otro lado, la educación médica está pasando de un enfoque centrado en la ciencia básica hacia una mayor presencia de la ciencia clínica, lo que proporciona una perspectiva mucho más amplia. Según explicó David Game, la incorporación de la exposición a la clínica desde los primeros momentos de los estudios de medicina es una tendencia estándar, lo que supone un cambio respecto al curriculum tradicional, en el que predominaba la ciencia básica.

Este enfoque resulta alentador ya que permite disponer de un rango más amplio de personas capacitadas para la práctica médica (pone antes de relieve las habilidades del futuro médico, como la empatía), y fomenta que los alumnos aprendan directamente la mecánica del cuidado (lo que redunda en un beneficio para el paciente)

COVID: lecciones aprendidas

Para David Game, el gran aprendizaje que se puede extraer de la situación pandémica ha sido la evidencia del enorme potencial que tienen las herramientas digitales, y destacó algunos de los aspectos en los que este potencial se puso claramente de manifiesto: “Han facilitado una nueva forma de impartir docencia, que el aprendizaje tenga lugar tanto fuera como dentro de la clase: en el centro de simulación, la clínica u hospital, etc., además de fomentar el aprendizaje independiente. Esta es una de las cuestiones que marca el contexto del aprendizaje híbrido. Asimismo, las nuevas tecnologías están favoreciendo disponer de un conocimiento más completo de los pacientes y la realidad que les rodea. Prestaciones como la optimización de imágenes dan la opción de interpretar las cosas de múltiples maneras, con enfoques más novedosos, que su vez permiten aproximaciones y diagnósticos más precisos”.

Retos ante el nuevo escenario

Una vez demostrado el papel que juegan las herramientas digitales en este cambio de escenario, para David Game el principal reto de futuro es utilizar las posibilidades que ofrecen estas soluciones y combinarlas de forma que se optimice su potencial. “Hay que sacar todo el partido al enorme potencial que ofrecen las tecnologías múltiples: avatares online, anatomía en 3D, realidad aumentada o sistemas expertos, etc. Son herramientas que permiten entrenarse en la simulación de diagnósticos, las opciones terapéuticas a aplicar o el análisis de errores, por ejemplo, además de reforzar conceptos y conocimientos”.

En opinión de Game, ante la gran cantidad de herramientas que tanto los alumnos como los profesores tienen a su disposición, hay que plantearse dos cuestiones: “En el caso de los estudiantes, si usan con la misma destreza las tecnologías diseñadas para el aprendizaje que el resto de las que manejan. Y en el de los profesores, buscar cómo evaluar el aprendizaje utilizando estas herramientas, tal y como comentábamos antes”.

El objetivo es, por tanto, centrar los esfuerzos en la manera de combinar toda la tecnología disponible de forma creativa y constructiva para conseguir una mejor experiencia educativa, “y esto supone un entrenamiento tanto del alumno como del profesor para determinar la manera de encuadrar adecuadamente estas herramientas en el aprendizaje, tanto en el analógico como en el digital”.

Finalmente, David Game afirmó que “ahora toca dar un paso atrás y decidir qué es lo que se va a mantener de las estrategias adoptadas durante este periodo, teniendo presente el reto de la optimización y la combinación de las soluciones digitales, para así dar respuesta a las demandas del nuevo enfoque educativo que se está perfilando de cara al futuro”

Descarga el archivo(S’ouvre dans une nouvelle fenêtre) para acceder al repaso de las medidas que los profesores fueron adoptando en estos tres años y al análisis de las enseñanzas que definirán las líneas de futuro.

Estrategias de enseñanza para crear un plan docente innovador

La vía para la innovación que define el futuro de las Ciencias de la Salud

Te presentamos ClinicalKey Student, una plataforma intuitiva de formación interactiva compatible con diferentes dispositivos. Diseñada para el apoyo a estudiantes y profesores, mejora la experiencia docente y de aprendizaje, con la integración de herramientas a medida para crear y desarrollar los entornos más adecuados en la adquisición de conocimientos médicos de los futuros profesionales.

Permite a los estudiantes aprender de un modo más inteligente, con acceso a cientos de libros de referencia, potentes herramientas de optimización del estudio y una amplia colección de recursos audiovisuales. Apoyo a los profesores en la gestión de usuarios y tutorización, planificación, rentabilidad del esfuerzo, disponibilidad de recursos actualizados, personalizados y con evidencia científica, análisis de evaluación del alumnado y completa integración con los planes de estudio.

Estrategias docentes

  • Planificación docente del curso académico: diseño temporal y organización de recursos, así como vías de accesibilidad y difusión de los mismos. Elaboración de la guía y método de evaluación docente.

  • Selección y gestión de material de estudio: a partir de los recursos disponibles más idóneos en cada materia.

  • Clase magistral: a partir de la elaboración de presentaciones con recursos docentes referenciados de la más actualizada evidencia científica.

  • Trabajo autónomo: planificación y búsqueda de información y elaboración de material de estudio propio.

  • Trabajo cooperativo: compartir recursos didácticos y realizar en equipo tareas programadas para seminarios, clases teóricas o prácticas.

  • Flipped classroom: clases o seminarios en los que el estudiante tiene la iniciativa de forma individual o cooperativa, creando debate y reflexión sobre conceptos previamente preparados, bajo la dirección del docente.

  • Seminarios participativos: por iniciativa docente, potenciando la participación, reflexión y creatividad, y fortaleciendo el aprendizaje de conceptos teórico-prácticos importantes.

  • Gamificación: ejercicios de motivación basados en la recompensa. Pueden plantearse escenarios de trabajo individual y grupal.

  • Mentorización: impartir docencia científica y valores éticos vinculados a la profesión médica, a partir de la experiencia clínica y vital del tutor.

  • Docencia híbrida: posibilidad de complementar la presencialidad con recursos digitales dirigidos por el docente o como parte del trabajo autónomo.

  • Aprendizaje basado en problemas: desarrollo de pensamiento crítico y reflexivo con la resolución de casos clínicos y diagnósticos diferenciales.

  • Ejercicios de revisión por pares y búsqueda de evidencia: para desarrollar un espíritu crítico y la potenciación de habilidades de gestión de recursos e información con evidencia científica.

  • Evaluación formativa continua: a partir de la realización de test de evaluación personalizados seleccionados por el profesor o como recurso de autoevaluación del propio estudiante.

  • Estrategias de memorización: a partir de una metodología de repetición espaciada estructurada basada en las herramientas de test de evaluación y flashcards

Cómo los programas de medicina expandieron el acceso a sus campus gracias a Osmosis

Basado en el Caso de Éxito de la Facultad de Medicina de la Universidad Anáhuac

El campus de Querétaro fue el primero en apostar por recursos audiovisuales y herramientas de evaluación construidas sobre una pedagogía basada en la evidencia: Osmosis. Desde entonces, Osmosis se ha convertido en un recurso de enseñanza y aprendizaje en otros tres campus de la universidad: Puebla, Mayab y México.

El uso de Osmosis ha tenido dos resultados muy positivos, sobre todo al introducir a los estudiantes a preguntas de examen en formato anglosajón. La expansión se está llevando a cabo de forma que todos los estudiantes y profesores comprendan bien el valor de la plataforma y cómo podría apoyar el aprendizaje. Hasta ahora, una de las grandes ventajas encontradas es que tienen más tiempo libre en clase para discusiones más profundas de conceptos aprendidos en Osmosis antes de entrar en el aula.

Actualmente, los profesores, siguen adoptando e incorporando la plataforma dentro de los recursos de aprendizaje para sus alumnos. “En algunos cursos, Osmosis se usa de forma muy activa por parte de los profesores. En otros, se usa para guiar un aprendizaje autodirigido. Yo lo uso antes de las clases para crear el contexto del aula invertida”, comenta el Dr. Alfredo Manzano, coordinador del programa académico de medicina.