Pelvis y periné: funciones y componentes

Infografia_Pelvis-y-perine-OK-principal.jpg

Hoy tomamos uno de los múltiples contenidos de interés de la última edición de Gray. Anatomía básica para continuar con nuestra serie de infografías. En este caso repasamos la pelvis y el periné, dos regiones estrechamente relacionadas entre sí y con los coxales y los últimos segmentos de la columna vertebral.

La pelvis se divide en dos regiones:

  • La región superior en relación con la parte superior de los huesos pélvicos y las vértebras lumbares inferiores se llama  pelvis mayor (pelvis falsa)  y se suele considerar parte del abdomen.
  • La  pelvis menor (pelvis verdadera)  se relaciona con las partes inferiores de los coxales, el sacro y el cóccix, y tiene una entrada y una salida (aberturas superior e inferior).

La  cavidad pélvica,  con su forma de cuenco, está englobada en la pelvis verdadera, presenta una entrada, unas paredes y un suelo. Se continúa en sentido superior con la cavidad abdominal y contiene elementos de los aparatos urinario, digestivo y reproductor. El periné constituye la parte inferior del suelo de la cavidad pélvica; sus límites forman la abertura inferior.  El periné contiene los genitales externos y las aberturas al exterior de los aparatos genitourinario y digestivo.

El periné se sitúa en un plano inferior al suelo pélvico entre las extremidades inferiores. Su borde está formado por la abertura inferior. Una línea imaginaria entre las tuberosidades isquiáticas lo divide en dos regiones triangulares:

  • En la región anterior, el triángulo o región urogenital contiene las raíces de los genitales externos y, en las mujeres, los orifi cios de la uretra y la vagina. En los hombres, la parte distal de la uretra se encuentra rodeada por tejidos eréctiles y se abre al fi nal del pene.
  • En la región posterior, el triángulo o región anal contiene el orificio anal.

La obra

La nueva edición de Gray. Anatomía básica es el texto más conciso de la familia Gray que ofrece los contenidos esenciales con la misma calidad y recursos didácticos que la obra de referencia de la cual procede (Gray, Anatomía para estudiantes 3ª ed.).

Organizado en secciones, presenta un texto claro, de fácil lectura con cuadros separados del texto e identificables por su color para resaltar la correlación clínica, la visualización por técnicas de imagen y la anatomía de superficie.

Inclusión de imágenes obtenidas por tomografía de coherencia óptica y nuevas ilustraciones, como la que muestra de forma magistral la disposición de los nervios craneales.

Acceso a StudentConsult que incluye banco de preguntas de autoevaluación, casos clínicos desarrollados y acceso a la herramienta interactiva de anatomía de superficie (en inglés).

Más información de la obra aquí.

Share
Tweet
Share
Share