Medicina basada en la evidencia: organización y rol en la toma de decisiones

Infografia_Niveles-de-organizacion-practica.jpg

Recientemente compartíamos una entrevista con el Dr. Amando Martín Zurro, una de las mayores eminencias médicas en habla castellana y autor de la obra de referencia Atención primaria. Hoy retomamos este título clave para compartir contenido exclusivo de su última edición y abordar uno de los conceptos básicos en la atención sanitaria moderna: la medicina basada en la evidencia (MBE).

El concepto

El término 'medicina basada en la evidencia' (MBE) fue acuñado para describir un nuevo enfoque de la docencia y la práctica de la medicina consistente en la utilización consciente y explícita de la mejor evidencia científica clínica disponible procedente de la investigación biomédica como base esencial para la toma de decisiones en la práctica clínica, combinada con la experiencia clínica y los valores y expectativas del paciente en el contexto de los recursos disponibles. Implica, por tanto, un proceso sistemático de búsqueda, evaluación y uso de los hallazgos de la investigación biomédica, aplicando criterios explícitos para evaluar críticamente dichas pruebas y considerar como evidencias útiles solamente las que tengan la calidad sufi ciente. Dado el enorme volumen de información disponible actualmente, que además es cambiante y muchas veces redundante, de calidad desigual y compleja de interpretar, este proceso es un reto importante, y es precisamente para hacerle frente para lo que surgió la MBE.

El importante desarrollo tecnológico actual, tanto en el ámbito de la información y la comunicación como en el propiamente sanitario, junto con la globalización del acceso a la información, ha producido un importante incremento de las expectativas, tanto de los pacientes y la comunidad como de los propios profesionales, y ha conducido a la exigencia de una atención de la máxima calidad posible. De hecho, existe una presión creciente sobre los profesionales y el sistema sanitario para que las decisiones se basen en la mejor evidencia científica disponible y no solamente en las opiniones de determinados expertos o grupos de opinión.

El profesional sanitario puede tomar las decisiones por tradición ("Siempre se ha hecho así"), por convención ("Todos lo hacen así"), por creencias o dogma ("Creo que hacerlo así es mejor"), o bien basándose en pruebas científicas. En este último caso, debe integrar tres elementos: las mejores pruebas científicas disponibles, las características, necesidades, valores y preferencias del paciente, y los recursos disponibles, incluyendo las habilidades y la experiencia del profesional. Además, es totalmente imprescindible enmarcar estas decisiones dentro del contexto y de la organización en que se toman.

Cada uno de estos elementos desempeña un papel crucial, y por ello es imprescindible disponer de información fiable y válida sobre cada uno de ellos y considerar cómo aplicarla a la situación concreta. El reconocimiento de la necesidad de que las decisiones se basen en las mejores pruebas disponibles procedentes de la investigación científica, identificadas y evaluadas con rigor, ha hecho que, en los últimos años, los profesionales sanitarios muestren un interés creciente en los aspectos relacionados con la denominada "medicina basada en la evidencia" (MBE).

También te puede interesar

La obra

Este pack presentado en 2 volúmenes contiene: Atención Primaria. Problemas de salud en la consulta de medicina de familia 8ª Ed. y Atención Primaria. Principios, organización y métodos en medicina de familia 8ª Ed.

Cada uno de ellos con una subdivisión de partes más funcional y reagrupando los capítulos de manera más práctica.

La nueva edición incorpora modificaciones importantes en su estructura y actualiza en profundidad los contenidos (como la atención centrada en la persona) y reagrupación de capítulos (temas de medicina basada en la evidencia, guías y protocolos, promoción, prevención y factores de riesgo); así como su indexación de autores, incorporando nuevos profesionales. El segundo volumen modifica también la estructura de algunos capítulos dividiendo en dos los dedicados al tabaco, al alcohol y a otro tipo de drogas.

Más información

América

España

Share
Tweet
Share
Share