Localización de la hernias internas y externas

Tipos-de-hernia.jpg

Las debilidades anatómicas que aparecen principalmente en la pared del tronco, aunque también en otras regiones anatómicas, pueden dar origen a hernias. Estas hernias tienen un orificio de entrada y otro de salida (interno y externo), a través del cual protuye un saco que puede tener contenido. El saco herniano puede tener diversas capas, como piel, fascia y peritoneo. El contenido del saco puede ser solo tejido graso o también estructuras inguinales u órganos, como el intestino. En caso de entrar intestino, se produce el riesgo de incarceración. Se diferencian las hernias externas, que se pueden visualizar sobre superficie corporal, y las hernias internas, que están dentro del organismo (por ejemplo, a través de una rotura en estructuras como el diafragma). Las hernias externas pueden aparecer por encima o por debajo del ligamento inguinal y afectar a la pared ventral o dorsal del tronco.

Hernias inguinales

La hernias inguinales son frecuentes, y más en los hombre que en las mujeres. Hay que diferenciar las hernias adquiridas de las congénitas. Además, se deben clasificar según el orificio de entrada en hernias mediales y laterales.

  • Las mediales son adquiridas y se pueden describir también como directas porque el saco herniano se origina directamente en la pared abdominal
  • Las laterales pueden ser adquiridas o congénitas y también se denominan indirectas u oblicuas, porque siguen el conducto inguinal

Existen hernias congénitas cuando persiste el conducto peritoneal que permite al testículo descender hacia el escroto. Si persiste esta comunicación, es muy fácil que un aumento de la presión en el espacio abdominal conduzca a la aparición de la hernia.

Tabla, imágenes y texto extraídos del Texto de anatomía de Sobotta