Vías anatómicas. Comparación de las líneas de los miembros superiores e inferiores

Infografia-SLM-Myers-miembros-superiores-inferiores.jpg

El pasado 28 de mayo os presentábamos la 3ª edición de Vías anatómicas. Meridianos miofasciales para terapeutas manuales y del movimiento, obra firmada por Thomas W. Myers.  Para la puesta de largo de esta obra de referencia mundial usamos un visual sobre 'Líneas funcionales: vías miofasciales y paradas óseas', uno de los puntos fuertes del título. Hoy repetimos esquema con las líneas de los miembros superiores e inferiores.

Descubre nuestro mapa de librerías y adquiere esta obra de referencia ahora.

Comparación de las líneas de los miembros superiores e inferiores

Este título, presenta un abanico de estrategias nuevas y holísticas para los terapeutas manuales y del movimiento, dirigidas a restablecer y mejorar la postura y la función del movimiento y una nueva sección sobre el papel de la teoría de las vías anatómicas en el análisis de la marcha. Como se puede comprobar con la infografía que compartimos hoy, su diseño facilita la rápida captación de los conceptos y la comprensión detallada de cualquier zona de interés e iconos que señalan las áreas de tratamiento específicas. A continuación, accede a contenido exclusivo de su Capítulo 7: 'Líneas del brazo' (págs. 137-139).

Las cuatro líneas del brazo gozan de cierta semejanza con cuatro de las líneas que discurren por los miembros inferiores (líneas posterior superficial, frontal superficial, lateral y frontal profunda). (No se ha encontrado en el brazo una correspondencia a la línea espiral con utilidad clínica.) Aunque los miembros inferiores y los miembros superiores son funcionalmente diferentes, las similitudes estructurales recomiendan una comparación, y los resultados son ciertamente sorprendentes (ver infografía). La correspondencia entre los miembros superiores e inferiores en la estructura esquelética es inequívoca: ambos poseen una cintura unida al esqueleto axial (pélvica y escapular), seguida de una enartrosis, un hueso en la parte superior del miembro, una bisagra, dos huesos en la parte inferior, tres huesos en la primera línea de la parte distal del miembro, cuatro huesos en la segunda línea y cinco dedos con catorce huesos en total .

Vías AnatómicasComparando la mano y el pie en primer lugar, podemos ver fácilmente que existe un paralelismo lado a lado con las líneas «profundas», pero que las caras anterior y posterior están invertidas (ver letra A en infografía). La LAPB se conecta en el borde interno con el pulgar, mientras que la línea frontal profunda de la pierna se conecta con la parte medial del arco longitudinal y con el primer dedo. La LPPB se conecta con el dedo meñique, mientras que la línea lateral se conecta con la parte lateral del arco longitudinal y con el quinto metatarsiano.

Resulta fácil establecer el paralelismo entre la línea frontal superficial de la pierna, que contiene los extensores de los dedos y el tobillo, con la LPSB, que contiene los extensores de los dedos y la muñeca. La línea posterior superficial de la pierna, que flexiona los dedos y los tobillos, se corresponde a este nivel con la LASB que curva los dedos. En el antebrazo, estos paralelos continúan, con la excepción de que la línea lateral en la pierna se conecta a la fíbula mediante los fibulares, mientras que la LPPB se conecta al equivalente de la tibia, el cúbito (ver letra B en infografía). En la pierna, la línea frontal profunda se conecta a la tibia, diseñada para soportar el peso, mientras que la LAPB está anclada de forma inextricable al radio, más orientado a la movilidad. También se puede apreciar que, en la pierna, solo el gastrocnemio, el poplíteo y el plantar cruzan la rodilla; el resto de los músculos responsables del movimiento del pie están confinados en la pierna, mientras que muchos de los músculos de la LASB y la LPSB cruzan el codo, a pesar de que no están diseñados para actuar especialmente sobre el movimiento del codo.

Para cuando alcanzamos el brazo y el muslo, la mayor parte de los paralelos giran en espiral fuera de control (ver letra C en infografía). A este nivel, encontramos que la línea frontal superficial del muslo (fundamentalmente el cuádriceps) equivale a la LPPB (el tríceps). La línea posterior superficial (el bíceps femoral y los demás isquiotibiales) se corresponde con la LAPB (el bíceps braquial y sus compadres subyacentes). La línea lateral del muslo (tracto iliotibial) se puede comparar con la LPSB (tabique intermuscular lateral), y la línea frontal profunda (músculos aductores y los tabiques asociados) es relativamente fácil de equiparar a la LASB (tabique intermuscular medial).

También te puede interesar

Share
Tweet
Share
Share