Anatomía clínica del accidente cerebrovascular (ACV) o ictus

Infografia_Accidente-cerebrovascular-ACV-ictus.jpg

Centrarse en los aspectos relevantes de la anatomía humana y establecer conexiones entre la anatomía normal y las enfermedades más habituales. Este sistema es el que ha consolidado a Netter. Anatomía clínica como una obra de consulta obligada para estudiantes de Ciencias de la Salud de todo el mundo.

La cuarta edición persiste en aquellas virtudes que la han hecho imprescindible: fácil lectura y visualmente espléndida. Esta entrega inluye 600 magníficas ilustraciones de la escuela Netter que proporcionan descripciones esenciales de la anatomía, la embriología y la patología humanas para ayudarte a comprender su relevancia clínica.

Más de 200 cuadros de correlaciones clínicas, todas ellas ilustradas, conectando anatomía y fisiología patológica. Las tablas de músculos, ligamentos y articulaciones ofrecen un resumen de sus inserciones anatómicas, sus acciones y otros datos de interés.

La nueva edición incluye acceso online a través de studentconsult.com a un banco de preguntas de revisión adicionales y a un conjunto de "clinical focus" no incluidos en el libro impreso.

Accidente cerebrovascular

El área de la cabeza y el cuello ofrece un desafío único para los estudiantes debido a la densidad de pequeñas estructuras vasculonerviosas; la complejidad de sus características óseas, especialmente el cráneo; y el tamaño reducido de su anatomía. La cabeza protege el encéfalo, participa en la comunicación y expresa nuestras emociones, y aloja los órganos de los sentidos (vista, oído, equilibrio, olfato y gusto). El cuello conecta la cabeza con el tórax y es el conducto para estructuras viscerales que pasan craneal o caudalmente dentro de manguitos fasciales totalmente tabicados.

La infografía (arriba) muestra el modo simple y efectivo en el que Netter. Anatomía clínica aborda cualquier lesión o patología. En este caso nos centramos en el accidente cerebrovascular (ACV) o ictus. El accidente cerebrovascular (ACV) o ictus se define como una lesión encefálica localizada causada por un episodio vascular que dura más de 24 horas, mientras que un AIT es un episodio isquémico focal que dura menos de 24 horas.

También te puede interesar

Más información sobre la obra

Share
Tweet
Share
Share