Activación de los linfocitos T: secuencia de acontecimientos

13f0d4543b11259fbb64744b67371fc829a8b1dd.jpg
Imagen 1: Activación de los linfocitos T vírgenes y efectores por el antígeno. Los antígenos que transportan las DC a los ganglios linfáticos los reconocen los linfocitos T vírgenes que recirculan a través de estos ganglios. Los linfocitos T se activan para diferenciarse en linfocitos efectores, que pueden permanecer en los órganos linfáticos para ayudar a los linfocitos B o migrar a los lugares de infección, donde son activados de nuevo por los antígenos y realizan varias funciones, como la activación del macrófago.

En el artículo de Elsevier Connect de hoy hablamos de uno de los procesos más importantes de cuantos se suceden dentro de nuestro organismo: la activación de los linfocitos T. Y para hacerlo, nos hemos basado en el contenido original y exclusivo de la nueva edición -la 10ª- de Inmunología celular y molecular, uno de los libros de inmunología de referencia mundial y primera elección para todos aquellos estudiantes de Medicina que se enfrentan a esta asignatura por primera vez.

Activación de los linfocitos T

El proceso de activación del linfocito T genera, a partir de un pequeño grupo de linfocitos vírgenes específicos frente a un antígeno, un gran número de linfocitos efectores con la misma especificidad que actúan para eliminar a ese antígeno y una población de linfocitos de memoria de vida larga que pueden reaccionar rápidamente contra el antígeno si se reintroduce. Una característica fundamental de la respuesta del linfocito T, como la de todas las respuestas inmunitarias adaptativas, es que es muy específica del antígeno que desencadena la respuesta. La activación inicial de los linfocitos T vírgenes y las fases efectoras de las respuestas inmunitarias adaptativas mediadas por el linfocito T las desencadena el reconocimiento del antígeno por los receptores para el antígeno de los linfocitos T.

Secuencia de acontecimientos en las respuestas de los linfocitos T.

Imagen 2: Secuencia de acontecimientos en las respuestas de los linfocitos T. El reconocimiento del antígeno por los linfocitos T induce la secreción de citocinas (p. ej., interleucina 2 [IL-2]), particularmente en los linfocitos T CD4+, la expansión clonal como resultado de la proliferación celular y la diferenciación de los linfocitos T en linfocitos efectores o linfocitos de memoria. En la fase efectora de la respuesta, los linfocitos T efectores CD4+ responden al antígeno produciendo citocinas que ejercen varias acciones, como el reclutamiento y la activación de los leucocitos, y la activación de los linfocitos B, en tanto que los CTL CD8+ responden matando a otras células y secretando citocinas inflamatorias. APC, células presentadoras de antígenos; CTL, linfocito T citotóxico.

Generalidades de la activación de los linfocitos T

En las respuestas inmunitarias, los linfocitos T tienen que reconocer el mismo antígeno en dos fases: primero para iniciar la respuesta y después para realizar las funciones efectoras. El antígeno activa los linfocitos vírgenes para que proliferen y se diferencien en linfocitos efectores y de memoria. Posteriormente, el mismo antígeno activa los linfocitos T efectores para que realicen las funciones que llevan a la eliminación de la fuente del antígeno (células infectadas o tumores). Como se señala más adelante, los requisitos para estos dos episodios de activación difieren en cuanto a las APC implicadas y las otras señales necesarias.

La activación inicial de los linfocitos T vírgenes ocurre, sobre todo, en los órganos linfáticos secundarios (periféricos), a través de los cuales estas células circulan normalmente y en los cuales se concentran los antígenos extraños, que son presentados por las células dendríticas (DC, dendritic cells) maduras (imagen 1). En el timo se generan clones de linfocitos T, cada uno con una especificidad diferente, antes de la exposición al antígeno. Los linfocitos T vírgenes, que no han respondido antes a ningún antígeno, circulan a través del cuerpo en un estado de reposo y adquieren potentes capacidades funcionales solo después de activarse.

La activación de los linfocitos T vírgenes se produce en regiones especializadas de los ganglios linfáticos, el bazo y los tejidos linfáticos mucosos, donde los linfocitos vírgenes interactúan con las DC que han captado los antígenos procedentes de los tejidos o la sangre. El reconocimiento del antígeno junto con otros estímulos activadores inducen varias respuestas biológicas en los linfocitos T: la secreción de citocinas y el aumento de la expresión de receptores para citocinas; la proliferación, lo que aumenta el número de linfocitos de clones específicos frente al antígeno (lo que se denomina expansión clonal), y la diferenciación de los linfocitos vírgenes en linfocitos efectores y de memoria (imagen 2).

Nueva edición

Cover Inmunología celular y molecular 10ªInmunología celular y molecular, ofrece una introducción incomparable a este complejo campo, siempre desde un enfoque práctico y clínico. Incluye contenidos revisados para garantizar la claridad expositiva y la comprensión de los conceptos, así como exhaustivas actualizaciones con el objeto de proporcionar a los lectores la información más reciente

Entre las principales novedades destaca la actualización, entre otras, en las siguientes temáticas: sensores intracelulares de la inmunidad innata, la inmunoterapia tumoral, la inmunología de las enfermedades infecciosas (entre ellas el coronavirus), el uso terapéutico de anticuerpos monoclonales y la inmunología del VIH.

Además, incluye acceso a StudentConsult.com, en el que se puede acceder al e-book completo, a un extenso glosario, un banco de 142 MCQ y casos clínicos.

Consigue esta obra a través de nuestras librerías especializadas.

También la tienes disponible en ClinicalKey

*Textos e imágenes originales tomadas de la obra Inmunología celular y molecular, Capítulo 9.'Activación de los linfocitos T' Págs. 217-219 Copyright © Todos los derechos reservados
Share
Tweet
Share
Share