NANDA-I, NIC, NOC: uso en la planificación de los cuidados y el modelo AREA

eeed0e1dbdf62e9e39e58dea899a080ded934fff.png

La enfermería pugna por conformar una base de conocimientos que sirva de apoyo a la práctica profesional y mejore la calidad de los cuidados que proporcionan las enfermeras en diversas situaciones en el marco del conjunto de la asistencia sanitaria. Esta necesidad de representación y clasificación de la base de conocimientos enfermeros continúa siendo un aspecto clave para la profesión. Para la consolidación de esta base de conocimientos es esencial la adecuada comprensión de los diagnósticos de enfermería (NANDA-I), los resultados del paciente (NOC) y las intervenciones enfermeras (NIC) (últimas ediciones disponibles en ClinicalKey Student). La práctica ayuda a las enfermeras a mejorar su experiencia en la práctica clínica y a dilucidar las relaciones que existen entre los problemas, los resultados y las intervenciones en un área de especialidad determinada o con una población específica de pacientes.

Tres lenguajes reconocidos por la ANA

En el artículo de hoy, ilustramos los vínculos entre tres de los lenguajes estandarizados reconocidos por la American Nurses Association (ANA):

  1. Los diagnósticos desarrollados por NANDA Internacional (NANDA-I)
  2. Las intervenciones contenidas en la Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC)
  3. Los resultados contenidos en la Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC).

La presentación de los vínculos existentes entre esas clasificaciones constituye un importante avance que facilita el empleo de estos lenguajes de enfermería estandarizados en la práctica, la educación y la investigación. La implementación conjunta de NANDA-I, NOC y NIC (NNN) también ha aumentado la capacidad práctica y la eficacia en el tratamiento de los datos de enfermería. Los profesionales enfermeros se enfrentan a situaciones clínicas complejas donde la interpretación de los datos del paciente es compleja y diversa y está dirigida por el propio contexto de la asistencia. Estos vínculos favorecen el pensamiento crítico y las habilidades de razonamiento que necesitan los profesionales enfermeros para atender a los pacientes que presentan múltiples afecciones crónicas.

NANDA Internacional

NANDA-I 2023El uso del lenguaje de enfermería estandarizado comenzó en los años setenta con el desarrollo de la clasificación de diagnósticos NANDA (Diagnósticos enfermeros. Definiciones y clasificación. 2021-2023). Un diagnóstico de enfermería se define como un «juicio clínico sobre las respuestas de un individuo, familia o comunidad a problemas de salud o procesos vitales reales o potenciales. Un diagnóstico de enfermería proporciona la base para seleccionar las intervenciones de enfermería que permiten alcanzar los resultados de los cuales el profesional enfermero es responsable».

Los diagnósticos de enfermería describen las necesidades reales y potenciales (existe el riesgo de desarrollo), así como las necesidades de promoción de la salud. Los elementos de un diagnóstico NANDA-I real son la etiqueta, la definición del diagnóstico, las características definitorias (signos y síntomas) y los factores relacionados (causales o asociados). Los elementos de un diagnóstico de riesgo, según establecen las directrices de NANDA-I, son la etiqueta, la definición y los factores de riesgo asociados. Los elementos de un diagnóstico de promoción de la salud son la etiqueta, la definición y las características definitorias. Una excepción es la disposición para mejorar la resiliencia, que también incluye los factores relacionados.

NIC

Clasificación de Intervenciones (NIC)La investigación destinada a desarrollar un vocabulario específico y una clasificación de las intervenciones de enfermería comenzó en 1987, con la formación de un equipo de investigación liderado por Joanne McCloskey (actualmente, Joanne Dochterman) y por Gloria Bulechek, de la Universidad de Iowa. El equipo desarrolló la Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC), una clasificación estandarizada y exhaustiva de las intervenciones de enfermería, que fue publicada por primera vez en 1992. A diferencia del diagnóstico de enfermería o del resultado del paciente, en los que la atención se concentra en el paciente, el centro de atención en las intervenciones de enfermería es la conducta enfermera, es decir, las acciones de los profesionales que ayudan al paciente a progresar hacia la consecución de un resultado deseado.

Una intervención se define como:

Cualquier tratamiento basado en el juicio clínico y el conocimiento que una enfermera lleva a cabo para mejorar los resultados de un paciente. Las intervenciones de enfermería incluyen cuidados tanto directos como indirectos, destinados tanto a los individuos como a las familias y la comunidad, e iniciados por la enfermera, el médico u otro profesional sanitario ( Bulechek, Butcher y Dochterman, 2008 , pág. xxii).

Cada intervención NIC está integrada por un nombre de etiqueta, una definición, un conjunto de actividades que indican las acciones y principios que constituyen la administración de la intervención, y una breve lista de lecturas de apoyo. El nombre de la etiqueta y la definición de la intervención son el contenido estandarizado y no deben, por tanto, modificarse cuando se usa un término NIC para documentar el cuidado. Sin embargo, el cuidado enfermero puede ser individualizado mediante la elección de las actividades. A partir de una lista que contiene entre 10 y 30 actividades por intervención, la enfermera seleccionará las actividades más apropiadas para el individuo, la familia o la comunidad en particular. Además, si es necesario, la enfermera puede añadir nuevas actividades, si bien todas las modificaciones y adiciones deben ser coherentes con la definición de la intervención.

NOC

Clasificación de Resultados (NOC)En 1991 se formó en la Universidad de Iowa un equipo de investigación dirigido por Marion Johnson y Meridean Maas, con el fin de desarrollar una clasificación de resultados de los pacientes que se correlacionará con los cuidados de enfermería. El trabajo del equipo de investigación dio lugar a la Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC), una clasificación estandarizada y exhaustiva de los resultados del paciente que puede utilizarse para evaluar los resultados de las intervenciones de enfermería y que fue publicada por primera vez en 1997.

Los resultados del paciente sirven como criterio contra el que se puede valorar el nivel de éxito de una intervención de enfermería. Un resultado se define como «el estado, conducta o percepción de un individuo, familia o comunidad, medido a lo largo de un continuo como respuesta a una o más intervenciones de enfermería». Se acepta que hay muchas variables, además de la propia intervención, que influyen en los resultados del paciente. Esas variables van desde el proceso utilizado para proporcionar el cuidado, incluidas las acciones de otro personal sanitario, a las variables organizativas y del entorno que influyen en la forma en la que se seleccionan y proporcionan las intervenciones, así como las características del paciente, incluidas su salud física y emocional, y las circunstancias vitales por las que atraviesa. Dado que los resultados describen el estado del paciente, otras disciplinas pueden también encontrarlos útiles para evaluar sus intervenciones.

Cada resultado NOC consta de un nombre de etiqueta, una definición, una lista de indicadores que permiten evaluar el estado del paciente en relación con el resultado, una escala de cinco puntos de tipo Likert, destinada a evaluar el estado del paciente, y una breve lista de referencias utilizadas para el desarrollo del resultado. Las escalas permiten medir el estado del resultado en cualquier momento, siguiendo un criterio de valoración que va del más negativo al más positivo, así como identificar los cambios en el estado del paciente en distintos momentos. Al contrario de lo que sucede con la información proporcionada por una declaración de objetivos, que determina si el objetivo se ha cumplido o no, los resultados NOC pueden usarse para monitorizar el progreso, o su ausencia, durante un episodio de cuidados y entre diferentes servicios asistenciales.

Uso en los cuidados: menor variabilidad  y CBE

La utilización de las tres taxonomías reconocidas por la American Nurses Association (ANA), como son los diagnósticos desarrollados por la North American Nursing Diagnosis Association (NANDA), la clasificación de intervenciones de enfermería ( Nursing Interventoins Classification −NIC − ) y la clasificación de resultados de enfermería ( Nursing Outcomes Classification −NOC − ) no sólo proporciona un lenguaje común para su posterior utilización en la práctica clínica disminuyendo así la variabilidad, sino que también aumenta la capacidad de investigación de la enfermería, mejora la organización del trabajo y nos ayuda a gestionar mejor los cuidados, proporcionando mayor calidad a los mismos. De la misma forma, posibilita la obtención de resultados medibles, y lo que quizá sea más importante, nos da la posibilidad de poder aplicar cuidados basados en la evidencia (CBE).

Modelo AREA

MODELO AREA ENFERMERÍA NNNEn respuesta a la necesidad de disponer de un modelo más actualizado para el razonamiento clínico, Pesut y Herman desarrollaron el modelo conocido como Análisis del Resultado Esperado Actual (AREA) (en inglés, Outcome-Present State Test, OPT) para el razonamiento clínico reflexivo.

El modelo AREA constituye un gran avance para la enseñanza y la práctica de la toma de decisiones clínicas, al aplicar una estructura de razonamiento clínico que une NANDA-I, NIC y NOC. De hecho, Pesut (2002) afirma que "el pensamiento y el razonamiento clínico presuponen el uso de un lenguaje de enfermería estandarizado… los sistemas de clasificación de los conocimientos de enfermería proporcionan el vocabulario para alcanzar el pensamiento clínico". El modelo AREA supone una mejora de la calidad, al aportar una estructura para el razonamiento clínico que se centra en los resultados mediante la aplicación de un abordaje de pensamientos de síntesis o de sistemas para las relaciones entre los problemas de los cuidados enfermeros asociados a la historia de un paciente en particular.

El modelo AREA proporciona una estructura que vincula los diagnósticos, intervenciones y resultados NANDA-I, NIC y NOC, y constituye un importante avance en el desarrollo de modelos de toma de decisiones para la práctica de enfermería. El modelo resalta la importancia de la de la historia referida por el paciente, de encuadrar esa información en un contexto teórico específico de esta disciplina, de incorporar el pensamiento reflexivo, de dar importancia a los resultados de enfermería, de identificar las relaciones entre los diagnósticos de enfermería. La especificación del problema clave proporciona una ventaja diferenciadora con respecto al proceso de enfermería tradicional. Al tratarse de un modelo de toma de decisiones clínicas en fase de implantación, se convierte en una nueva forma de enseñanza, aprendizaje y práctica de los cuidados con un contenido enfermero.

Disponibles en un solo clic en ClinicalKey Student las últimas ediciones de Clasificación de Intervenciones de Enfermería (NIC) Clasificación de Resultados de Enfermería (NOC)Diagnósticos enfermeros. Definiciones y clasificación. 2021-2023

O consigue estas obras a través de nuestras librerías especializadas.
Referencias
*Vínculos de NOC y NIC a NANDA-I y diagnósticos médicos, 3ª ed. (Capítulo 1. Pág. 1-10). Disponible en ClinicalKey Student
*Cuidados paliativos al final de la vida. (Anexo) Disponible en ClinicalKey Student
Share
Tweet
Share
Share