Cadena de infección y métodos de transmisión de microbios

Cadena-infeccion.jpg

La nueva edición -6ª- del Manual Mosby de cuidados básicos de Enfermería cambia de título para representar mejor su contenido y proporciona información actual, para la docencia y el aprendizaje de una asistencia segura y eficaz, adaptada a la asistencia sanitaria. Cada capítulo se nutre con cuadros que acompañan el texto, iconos en epígrafes que avisan de cuadros de procedimientos asociados e, inversamente, iconos en cuadros de procedimiento que alertan de contenido asociado en el texto. Asímismo, todos los capítulos comienzan con una serie de objetivos, palabras clave y abreviaturas clave. Hoy os compartimos una pequeña muestra de ello: la prevención de infecciones.

¿Qué es una infección?

Una  infección  es un estado de enfermedad resultante de la invasión y el crecimiento de microbios en el cuerpo. La infección es una amenaza importante para la salud y la seguridad. Las infecciones menores se resuelven en un corto plazo de tiempo. Algunas infecciones son graves y pueden causar la muerte. Las personas mayores y discapacitadas son personal de riesgo. El equipo de salud debe seguir ciertas   prácticas y procedimientos que previenen la propagación de infecciones  (control de infecciones El objetivo es proteger de las infecciones a los pacientes, residentes, visitantes y al propio personal.  Este capítulo describe las medidas de antisepsia.   La  antisepsia  son los procesos, procedimientos y tratamientos químicos que matan a los microbios o evitan que causen una infección;  anti  signifi ca  contra  y  sepsis  signifi ca  infección.

La cadena de infección

Tal y como se muestra en la imagen implica a:

  • Fuente: un patógeno.
  • Reservorio: el patógeno necesita un lugar donde pueda crecer y multiplicarse. Un portador es un humano o animal que es un reservorio de microbios pero que no desarrolla la infección. Los portadores pueden transmitir patógenos a otros.
  • Puerta de salida: el patógeno necesita una forma de salir del reservorio. Las salidas son las vías respiratoria, gastrointestinal (GI), urinaria, reproductiva, lesiones en la piel y la sangre.
  • Método de transmisión: el patógeno es transmitido a otro huésped.
  • Puerta de entrada: el patógeno entra en el cuerpo. Las puertas de entrada y salida son las mismas: las vías respiratoria, gastrointestinal, urinaria, reproductiva, lesiones en la piel y la sangre.
  • Huésped susceptible: el microbio transmitido necesita un huésped donde pueda crecer y multiplicarse

Huéspedes susceptibles

Los huéspedes susceptibles tienen riesgo de desarrollar la infección. Incluyen personas que:

  • Son muy jóvenes o mayores.
  • Están enfermas.
  • Se han expuesto al patógeno.
  • No siguen las prácticas para prevenir la infección.
  • Son pacientes quemados. Cuando las quemaduras destruyen la piel, la herida es una puerta de entrada para los microbios.
  • Son pacientes trasplantados. Un  trasplante  implica transferir un órgano o tejido de una persona a otra o de una parte del cuerpo a otra. La respuesta inmunitaria normal del cuerpo es atacar (rechazar) el nuevo órgano o tejido. Para prevenir el rechazo se da medicación, que evita (impide) que el sistema inmunológico produzca anticuerpos. Se necesitan anticuerpos para combatir las infecciones.
  • Son pacientes en tratamiento con quimioterapia. Algunos medicamentos quimioterápicos interfieren en la capacidad de producción de glóbulos blancos (GB). Se necesitan GB para combatir las infecciones

Más información de la obra

España

América

Share
Tweet
Share
Share