Dr. Salvador Díaz Lobato: "La COVID-19 ha puesto en valor a la Neumología"

Webinar series. Casos clínicos con ClinicalKey

Entrevista_Salvador_Diaz_Lobato-SP.jpg

Aprovechamos la organización de nuestro reciente webinar Terapias respiratorias no invasivas en pacientes con COVID-19, para entrevistar al Dr. Salvador Díaz Lobato, licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga y Doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. Desde su visión como especialista en Neumología abordamos el análisis de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 y el uso y apoyo de los profesionales sanitarios en herramientas y plataformas médicas.

-Elsevier Connect: Usted está familiarizado con el uso y valor de ClinicalKey, la herramienta de apoyo en la práctica clínica de Elsevier.  ¿De qué manera puede ayudar este tipo de recursos a los profesionales sanitarios en esta nueva etapa que arrancamos marcada por la COVID-19?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Una de las características de la profesión médica es la de mantenerse actualizado permanentemente. Esto es un hecho que se ha vuelto cada vez más complicado dado el cúmulo de información que aparece a diario y con carácter relevante. Esto lo hemos visto durante la pandemia por COVID-19. Nunca antes se había publicado tanta información, tan amplia y en tan poco tiempo, y tan contradictoria. Por lo tanto era necesario disponer de alguna herramienta que fuera capaz de filtrar el grano de la paja, de filtrar aquella información realmente útil e interesante, compilarla y presentarla de una manera estructurada y ordenada. Y esto es lo que consigue ClinicalKey; hace todo el trabajo que debería hacer un profesional sanitario en ese intento de mantenerse al día, pero es un trabajo que le ahorra tiempo al profesional  al hacerlo de una manera seria y rigurosa. ClinicalKey es una herramienta muy poderosa para la práctica de la profesión médica.

ClinicalKey es una herramienta muy poderosa para la práctica de la profesión médica.

-Elsevier Connect: Cada uno ha luchado contra esta crisis sanitaria desde distintos frentes de batalla. ¿Cuál ha sido su ‘trinchera’ y qué experiencia vital se está llevando?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: La primera consecuencia del estado de alarma fue cambiar radicalmente nuestro modus vivendi hacia un modo de vida tecnológico. Hemos aprendido a manejarnos en múltiples plataformas tecnológicas, de comunicación, de relación. Transformamos el ordenador de casa con el escritorio remoto en el ordenador de la consulta hospitalaria y empezamos a hacer teleconsulta.

Además, hemos utilizado el programa de prescripción electrónica que específicamente se puso a disposición de todos los profesionales por el colegio de médicos, el famoso programa REMPe. Todo esto ha hecho que cambiemos radicalmente la forma de trabajar. A nivel laboral, las reuniones estratégicas se han multiplicado por mil, porque ha habido que estar tomando decisiones prácticamente de una manera continua acerca de los cambios que iban aconteciendo.

Como experiencia vital, es una experiencia única, es un enriquecimiento personal inimaginable. Creo que nos ha hecho a todos más solidarios, más generosos y más humanos, porque hemos visto por un lado la fragilidad del ser humano en su más amplio concepto, y hemos visto también que haciendo las cosas bien podemos salir adelante.

-Elsevier Connect: A día de hoy, ¿qué sabemos de la COVID-19?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Podríamos decir que lo sabemos todo y que no sabemos nada. Sabemos que es un tipo de virus que ya conocemos y estamos familiarizados con ellos; sabemos que produce un cuadro clínico que respeta a la mayoría de la población pero que hay determinados subgrupos de pacientes, de personas en los que la enfermedad se manifiesta con una mayor gravedad y seriedad; sabemos que es un virus nuevo y que por lo tanto ha tenido un impacto poblacional de mayor intensidad, porque nadie tiene defensas, nadie estaba preparado a nivel inmunitario para defenderse de este virus, ni contábamos con una vacuna, como en otras enfermedades, como la gripe, por ejemplo, para tener un cierto nivel de protección a nivel comunitario y sabemos que, como con otros virus, no hay un tratamiento específico, directo que nos permita controlar la enfermedad.

Pero no sabemos nada de por qué el virus se está comportando de esta manera; no sabemos si las personas infectadas van a desarrollar una inmunidad permanente o transitoria: no sabemos cuándo vamos a tener la vacuna y si esa vacunación va a ser eficaz y si nos va a dar una inmunidad duradera o de corta duración, como la de la gripe, que tengamos que vacunarnos todos los años.

-Elsevier Connect: ¿Estamos ya en condiciones de curarlo?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Con los virus nunca estamos en condiciones de curarlos. Estamos en condiciones de prevenir que nos afecten, de minimizar el impacto de las enfermedades virales y de intentar a través de una vacuna alcanzar el mayor nivel de protección.

Con los virus nunca estamos en condiciones de curarlos. Estamos en condiciones de prevenir que nos afecte, de minimizar el impacto

-Elsevier Connect: Alexander Chuchalin, considerado el neumólogo más reputado de Rusia, declaraba recientemente que  “Esta epidemia desaparecerá hacia junio y no volveremos a ver algo así en una década”. ¿Usted también considera que estamos llegando al fin de esta pandemia?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Esta pandemia es una gran desconocida y no sabemos lo que va a ocurrir. En mi opinión personal, el virus ha venido para quedarse; aprenderemos a convivir con él, pero lo cierto es que antes o después tendremos un nivel de protección comunitario frente al virus, por el número de personas que habrá sido contagiados y habrán desarrollado inmunidad, y además, más bien antes que después tendremos una vacuna que será eficaz, por lo tanto el fin de la pandemia, el de toda esta locura, lo tenemos muy cerca.

-Elsevier Connect: Es hora de ir haciendo balance, desde su punto de vista, ¿cuáles han sido los principales errores de los que deberíamos aprender y cuáles nuestros aciertos?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Nuestro principal error ha sido el exceso de confianza. Vivíamos en un primer mundo idealizado, donde pensábamos que todo estaba controlado, donde nada nos podía pasar, y además hemos presumido los últimos 20 años de tener el mejor sistema sanitario del mundo. Sin embargo nos hemos dado cuenta de que un simple virus nos ha puesto el mundo al revés, y no solo a nosotros, ha sido responsable de un colapso mundial.

No debimos confiarnos. No debemos bajar la guardia por muy controlada que pensemos que tenemos la situación. Esto ha sido una cura de humildad de cara al futuro; y esto puede ser también nuestro gran acierto, si somos capaces de aprender la lección. Si somos capaces de mirar al futuro con otros ojos y siendo conscientes de nuestras debilidades, tendremos muchas más posibilidades de enfrentarnos a todo lo que pueda venir de ahora en adelante.

Ha sido una cura de humildad de cara al futuro; y esto puede ser también nuestro gran acierto, si somos capaces de aprender la lección

-Elsevier Connect: Leo en una entrevista suya que la primera medida que hay que tomar para que esto no se vuelva a repetir es “dar valor al sistema sanitario”: ¿En qué medidas o recursos está pensando?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Necesitamos un sistema sanitario a la altura de las circunstancias. Todos somos conscientes de que nuestro sistema sanitario ha sufrido una merma progresiva en los últimos años debido a diferentes circunstancias. La pandemia por COVID-19 ha venido a ponernos en nuestro sitio.

Necesitamos redefinir nuestro sistema de atención de salud; el papel de la atención primaria; el papel de lo sociosanitario, el de los hospitales; los ratios de enfermería... no estamos muy lejos de tener un sistema sanitario acorde a las necesidades de una población moderna y que mira hacia el futuro con esperanza.

Yo espero que después de esta experiencia, las autoridades sanitarias sean capaces de entender que se necesita un sistema sanitario, una red sanitaria, unas infraestructuras mínimas, tanto en recursos humanos, en recursos materiales, en el tejido empresarial que da sustento al sistema sanitario, para poder afrontar situaciones como la que estamos viviendo en estos momentos con la mayor garantía de seguridad y resultados.

-Elsevier Connect: De cara al otoño ya se ha está hablando de ‘segunda ola’, dándola por hecho, incluso los expertos: ¿qué medidas deberíamos fijar de manera preventiva desde hoy?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: Desconocemos lo que va a pasar, pero sí, existe la posibilidad de una segunda ola, lo mismo que sabíamos de la aparición de rebrotes al rebajar el estado de alerta, tal y como estamos viendo.

Se están haciendo las cosas razonablemente bien. Se está manteniendo el entorno de prevención adecuado a la situación de contagios y según ha ido disminuyendo el número de pacientes y afectados.

Por otro lado se está trabajando intensamente en el desarrollo de una vacuna, con varias líneas de investigación abiertas. Creo que estas dos líneas: las medidas preventivas y la investigación para hallar una vacuna eficaz, son las dos medidas más efectivas para combatir la pandemia y son las que se están llevando a cabo con intensidad. No debemos olvidar que el virus tiene vida propia; que toma decisiones no consensuadas con el Ministerio de Sanidad y por lo tanto, pueden ser factores climáticos; factores virales, o una mutación los que hagan que el virus genere una segunda ola. De todos modos, insisto, es algo que está por ver.

-Elsevier Connect: Declaraba que a los neumólogos “se les ha echado de menos en los foros oficiales de expertos”. ¿Qué podían haber aportado para paliar los efectos de esta crisis sanitaria?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: La COVID-19 ha atacado fundamentalmente al aparato respiratorio; el principal problema que ha generado es la insuficiencia respiratoria aguda grave. Esto ha hecho que se colapsen las unidades de cuidados intensivos de los hospitales y una demanda de pacientes buscando respiradores enorme. La COVID-19 ha puesto en valor a la Neumología al poner encima de la mesa la necesidad y la importancia de la utilización de terapias respiratorias no invasivas, como la ventilación mecánica no invasiva o la terapia de alto flujo, que han demostrado su eficacia reduciendo la necesidad de intubación e ingreso en cuidados intensivos de los pacientes, así como las unidades de... y las unidades de cuidados intermedios respiratorios, que es una gran asignatura pendiente en nuestro país, pero que ha habido que crearlas sobre la marcha, de una manera forzada para poder contener los efectos de la pandemia.

Se ha echado de menos a la neumología en los foros oficiales de expertos, en los comités que han gestionado la crisis

Se ha echado de menos a la neumología en los foros oficiales de expertos, en los comités que han gestionado la crisis. Y eso en mi opinión y en la de otros muchos compañeros ha sido un gran error, porque al final quien entiende de las enfermedades respiratorias y los que tienen el expertise y el know how de cómo actuar y cómo atender a este tipo de pacientes son los neumólogos.

-Elsevier Connect: ¿Qué papel cree que van a jugar estos profesionales desde hoy y en el futuro próximo?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: En el futuro vamos a entrar de una manera completamente diferente porque ya se ha puesto en valor todo esto que ya hemos comentado. El punto de partida va a ser distinto a la hora de atender a los pacientes, sobre todo porque muchos de estos pacientes que ya han tenido la COVID han quedado con secuelas pulmonares consecuencias de haber pasado la infección. Y todos esos pacientes van a estar en el entorno de la Neumología; en las consultas de Neumología. Por lo tanto el papel del neumólogo en el futuro es multidisciplinar, evidentemente, pero con una visión de muy amplio espectro, atendiendo a los pacientes en las medidas de prevención de la enfermedad, atendiendo a aquellos que están sufriendo el impacto de la enfermedad y a aquellos que han quedado con secuelas. No sabemos lo que va a pasar en el futuro, pero sí sabemos dónde va a pasar cuando hablamos de COVID-19, y va a ser en la especialidad de Neumología.

No sabemos lo que va a pasar en el futuro, pero sí sabemos dónde va a pasar cuando hablamos de COVID-19, y va a ser en la especialidad de Neumología

-Elsevier Connect: Usted es director médico de Nippon Gases Healthcare, ¿qué importancia ha tenido el oxígeno medicinal en la pandemia COVID-19?

-Dr. Salvador Díaz Lobato: La actividad que hemos desarrollado ha sido considerada esencial por las autoridades en esta emergencia sanitaria. En el inicio de la pandemia se puso en valor todas aquellas empresas y todas aquellas actividades esenciales que no se podían interrumpir para mantener el nivel de actividad y poder atender a la población y sus necesidades más básicas. Mi empresa fue encuadrada dentro de esta categoría, como no podía ser de otra manera; entre otras cosas porque somos productores de oxígeno.

Además todos conocemos cómo se han extralimitado los límites del sistema sanitario con la creación de hospitales de campaña, con la habilitación de instalaciones diversas para poder atender pacientes. Ha habido que medicalizar escenarios muy distintos de los que ofrece un entorno hospitalario y todo eso ha sido también labor de una compañía como la nuestra. Hemos tenido que trabajar a tres turnos; incrementar la producción los siete días de la semana y todo eso ha supuesto un enorme esfuerzo logístico que al final se ha visto recompensado a la vista de los resultados obtenidos.

Clic aquí para ver el webinar Terapias respiratorias no invasivas en pacientes con COVID-19 completo

Share
Tweet
Share
Share