Y ante la desigualdad, tres mujeres que abrieron brecha en el techo de cristal

dia-8-marzo-mujer.jpg

Un 8 de marzo de 1857, un grupo de obreras textiles decidieron salir a las calles de Nueva york y protestar por sus pésimas condiciones laborales. Esa fecha fue el inicio de distintos movimientos que reclamaban la igualdad entre hombres y mujeres. El 5 de marzo de 1908, Nueva York volvió a ser escenario de una huelga polémica en la que se reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral y poder alimentar a sus hijos en el trabajo . Durante esa huelga, un hecho fatídico sucedió, un centenar de mujeres fueron quemadas en una fábrica de Sirtwoot, incendio que se atribuyó al dueño de la industria. Pero no fue hasta 1910, cuando se instó por declarar el Día Internacional de la Mujer en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras que tuvo lugar en Dinamarca.

En el campo de la ciencia, como en muchos otros ámbitos, el papel de la mujer ha sido menospreciado e incluso censurado a lo largo de la historia. El famoso ‘techo de cristal’. En la actualidad existe un porcentaje elevado de mujeres que estudian y trabajan en el ámbito socio-sanitario. Por este motivo es importante recordar el ejemplo de aquellas mujeres que abrieron camino para que otras muchas podamos desarrollar nuestro rol profesional en el mundo de la Salud.

Florence Nightingale (12/05/1820 – 13/08/1910: Fundadora de la enfermería moderna.

Desde muy pequeña sintió una atracción feroz por las ciencias y, en particular, por las matemáticas. Viajó por Europa en su juventud, recopilando estadísticas de población, hospitales y otras instituciones. Dedicó su vida plenamente a cuidar de los enfermos. Es la precursora de la enfermería moderna y una de las primeras bioestadísticas de la historia. En 1859 publicó 2 libros, «Notas sobre enfermería» y «Notas sobre hospitales» con el objetivo de que todo el mundo, no solo las familias acomodadas y ricas, tuvieran acceso a cuidados sanitarios seguros y limpios.

Marie Curie ( 07/11/1867 – 04/07/1934)

Fue la primera mujer que llegó a catedrática en la Universidad de París y la primera en ganar el Nobel, compartido con su marido Pierre Curie, por sus investigaciones sobre los elementos radiactivos. Utilizó las técnicas piezoeléctricas inventadas por su marido para medir las radiaciones de uranio en la pechblenda, un mineral rico en dicho elemento. En 1898, el matrimonio anunció el hallazgo de dos nuevos elementos: el polonio y el radio, pero no fue hasta 1903 cuando le otorgaron el premio Nobel de Física junto a su marido y Becquerel. En 1911 se le otorgó el Nobel de Química.

Rosalind Elsie Franklin ( 25/07/1920 -16/04/1958)

Fue una biofísica y cristalógrafa inglesa autora de importantes contribuciones a la comprensión de las estructuras del ADN, los virus, el carbón y el grafito. Rosalind Franklin se graduó en la universidad de Cambridge en 1941, teniendo que luchar contra la oposición paterna. Fue ella quien dio la base y por ende el descubrimiento de la estructura molecular del ADN que más adelante fue corroborada por Watson y Crick, no obstante no se le otorgó el premio Nobel.

Dicho esto, ¿Y tú a qué esperas? Tú también puedes.