Jóvenes investigadores contra la diabetes mellitus, el asesino silencioso

Diabetes-Mellitus-REDMI.jpg

Diego Mauricio Bados Enríquez es un joven colombiano que, junto a otros muchos compañeros de su país, se ha propuesto acabar con la diabetes mellitus:“Hablamos de un problema de salud pública que nos debe preocupar a todos. En el mundo hay 425 millones de personas afectadas, y la proyecciones para 2045 estiman que alcanzará los 629 millones”. El tratamiento y seguimiento de esta enfermedad se estima en 4.000 dólares persona/año; un problema que irá creciendo, ya que los expertos hablan de una ‘epidemia oculta’ con más del 60% de casos de diabetes sin diagnosticar y que no reciben tratamiento. “En mi país el 8% de la población total tiene diabetes y el 3 % murió por su causa en 2017 (más de 19.000 casos)”.

En el contexto mundial, e intentando continuar los esfuerzos de las organizaciones mundiales en esta línea, la respuesta de algunos investigadores colombianos, distribuidos por Tolima, Valle del Cauca, Risaralda, costa atlántica (coordinación) y Bogotá, fue la creación de la Red Colombiana de Investigación en Diabetes Mellitus (RECI-DM). “Presentamos este proyecto oficialmente en el 2016 en el marco del I Encuentro Nacional de Semilleros de Investigación Médica (ENSIM) realizado por la Asociación Científica de Estudiantes de Medicina de la Universidad del Tolima (ACEMTOL) y el Comité Permanente de Evaluación y Desarrollo Científico CPEDEC de la Asociación de Sociedades Científicas de Estudiantes de Medicina de Colombia (ASCEMCOL), en la ciudad de Ibague- Tolima. Tenemos como objetivo: 

  1. -Capacitar a sus integrantes en Diabetes Mellitus: epidemiología, fisiopatología
  2. -Tratamiento y complicaciones enfocadas en población nacional
  3. -Desarrollar una gran red de atención integral al paciente con diabetes por medio de jornadas de intervención en salud publica permitiendo a estos pacientes tener un apoyo adicional para manejar su enfermedad

Uno de los pilares fundamentales de la Red es la planificación de estudios que permitan hacer la evaluación epidemiológica de factores de riesgo, manejo farmacológico, salud mental y complicaciones. El grupo de investigadores que compone este proyecto “propone una amplia colaboración con redes nacionales para el desarrollo de proyectos de investigación básica y aplicada, clínica y epidemiológica, buscando en un futuro crear una red internacional en la cual se involucren todos los agentes de cambios necesarios para reducir y avanzar en mejorar las condiciones de vida de todas las personas con este asesino silencioso”. Todos los resultados obtenidos por la RECI-DM son presentados cada año en el Congreso Nacional de Endocrinología Clínica que“busca ser el telescopio mundial en avances en diabetes a nivel estudiantil, médico y especialista”.

Diego Mauricio Bados considera que esta red es solo un primer paso de los muchos que se deben dar a nivel internacional: Las necesidades que plantea esta gran pandemia requieren un abordaje urgente. Se deben llenar muchos vacíos de información científica. Y en este sentido, la cooperación entre todos los países es demandante y necesaria. Todo el mundo, y Colombia como uno de los países más afectados, deben unir y sumar esfuerzos en la lucha contra una enfermedad silenciosa que tiene un impacto y crecimiento mucho mayor que el esperado”.