Implementación del sistema de compresión neumática intermitente en pacientes con ictus

brain-3168269_1280.png

Miembros del departamento de Neurología, Unidad de Ictus, del Hospital Vall d´Hebron (Barcelona, España) firman este estudio “observacional, trasversal y descriptivo” que evalúa la viabilidad y la seguridad de la implantación del protocolo de medias de comprensión neumática intermitente (CNI) en pacientes con ictus agudo. Este trabajo, premiado como el mejor proyecto de investigación de la Sociedad Española de Enfermería Neurológica, ha sido publicado recientemente en la revista Enfermería Neurológica, la cabecera que publica trabajos sobre temas de interés para enfermería o los profesionales de la salud en general, que ayuden a generar conocimiento y sean útiles para el desarrollo de los cuidados en enfermería neurológica; preferentemente los que puedan tener mayor repercusión en la práctica clínica.

Mapa de situación

En España el ictus representa la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en varones, según datos del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología. Según la OMS se considera como la primera causa de discapacidad física en las personas adultas y la segunda de demencia. Un tercio de los pacientes muere y otro tercio queda con una discapacidad permanente.  

Los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares se dividen habitualmente en: factores modificables, potencialmente modificables y no modificables. El estudio INTERSTROKE puso de manifiesto cómo solo 10 factores de riesgo se asocian con el 90% del riesgo de ictus, tanto isquémico como hemorrágico. Se encontró que la hipertensión arterial (HTA), el tabaquismo, la diabetes mellitus (DM), el sedentarismo, el índice cintura-caderapatológico, el consumo excesivo de alcohol, el estrés psicosocial, la depresión, las causas cardíacas, la relación lipoproteína B/A1 y una dieta de riesgo fueron factores de riesgo para sufrir un ictus isquémico.

El tratamiento: CNI

El tratamiento del ictus se basa en dar una atención precoz, contar con un equipo de neurología especialista en enfermedad vascular cerebral y el ingreso en la unidad de ictus, ya que son medidas que han demostrado reducir la mortalidad y mejorar pronóstico funcional. El ingreso en la unidad de ictus implica la colaboración de un equipo multidisciplinar, constituido por médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería y fisioterapeutas especializados en el tratamiento de la enfermedad vascular cerebral.

Dentro de este proceso entran la medias de CNI, un dispositivo mecánico que infla y desinfla periódicamente unas fundas colocadas en las extremidades inferiores, con el fin de incrementar el flujo venoso y reducir la estasis sanguínea. Sus indicaciones son la prevención de TVP en pacientes que no pueden recibir tratamiento anticoagulante y como coadyuvante de la terapia farmacológica para mejorar sus resultados. El sistema de medias de CNI, consta de un controlador de presión, fundas de compresión, sistema de tubuladuras y medias de compresión graduada: complemento a la CNI para evitar la distensión venosa.

El estudio CLOTS 3, multicéntrico, aleatorizado y controlado, evaluó la eficacia de las medias de CNI para reducir el riesgo de desarrollar TVP y muerte en pacientes con ictus. Los resultados de este estudio mostraron una disminución del 29,9% en el desarrollo de TVP en pacientes inmovilizados con ictus que recibieron CNI con un sistema con tecnología de detección de llenado vascular, en comparación solamente con el grupo que recibió tratamiento médico convencional.

El grupo con CNI también mostró una disminución del riesgo de mortalidad del 14% (p = 0,042) durante los primeros 6 meses después del ingreso hospitalario por ictus.

Tras los resultados positivos de este estudio, la Unidad de Ictus del Hospital Vall d´Hebron decidió implementar el sistema de medias de CNI en los pacientes con ictus agudo en el cual esta terapia está indicada. Los objetivos de su investigación se basaron en:

  1. Conocer los efectos de la implementación del protocolo de compresión neumática intermitente en pacientes con ictus agudo en relación con la comodidad y seguridad y determinar el tiempo de implementación y carga de trabajo de este nuevo protocolo.
  2. Comparar la evolución funcional a los 3 meses de los pacientes a los que se les ha aplicado el sistema de medias de CNI con la muestra del período anterior al inicio de la aplicación del sistema.

La investigación

La investigación incluyó un total de 172 pacientes. La media de edad de la muestra incluida fue de 71 ± 14 años, siendo un 48% mujeres y un 52% hombres. De los 172 pacientes el 79,2% fue diagnosticado como ictus isquémico y el 20,8% como hemorragia intracerebral.

La implementación del protocolo de medias de CNI en la unidad de ictus demostró un efecto preventivo y eficaz de reducción de complicaciones embólicas, de forma segura para el paciente y sin mostrar incomodidad en su utilización.

Con una formación adecuada este tratamiento ha demostrado no incrementar las cargas de trabajo del equipo de enfermería, puesto que su aplicación es sencilla y rápida, a la vez que garantiza cuidados de alta calidad.

Tras la implementación del protocolo de medias de CNI se ha observado una mejora funcional de los pacientes a los tres meses postictus.

Autores: Katherine E. Santana Román, Gloria Dalmases Casulleres, Olga Minarro, Agüero, Pilar Girón, Marta Rubiera Fueyo y Estela Sanjuan Menéndez

Clic aquí para leer el artículo completo.