Cada cinco segundos una persona adulta pierde la vista en el mundo

Ceguera-vision.jpg

“El derecho a ver puede y tiene que ser realizable”( Kocur & Resnikoff, 2017). El Día Mundial de la Visión es una fecha celebrada en todo el mundo, cada 12 de octubre. Esta fecha busca sensibilizar sobre la prevención y tratamiento de la ceguera, la discapacidad visual y la rehabilitación de los discapacitados visuales, teniendo como objetivo eliminar todos los casos preventivos de ceguera hasta el año 2020.

La idea de establecer un proyecto que ayude a prevenir y tratar la ceguera surgió en el año 1999 como “VISION 2020-el derecho a ver” por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB). Desde entonces, aproximadamente 40 países han instituido este proyecto comprometiéndose a garantizar un mejor acceso a los servicios de salud oftalmológicos como derecho a una atención en salud de calidad. En octubre del año 2000 se celebró el primero día mundial de la vista, impulsando así, las ideas propuestas por la OMS y la IAPB en su proyecto.

En 2002 se calculó que alrededor de 180 millones de personas en el mundo sufrían algún tipo de discapacidad visual, de los cuales, una cuarta parte eran ciegos. Además, se estimó que para el 2020 este número se duplicaría llegando así, a una tragedia humana. De acuerdo a estudios estadísticos, el 80% de los casos de ceguera son evitables. El 20% de estos, porque derivan de enfermedades que se pueden prevenir y el 60% restante porque son casos tratables con buen pronóstico. Por ende, se decidió enfatizar sobre la prevención de enfermedades de los ojos y su tratamiento. Igualmente, se sabe que el tratamiento para la perdida de la visión es una de las intervenciones más eficientes y con mejores resultados.

En los adultos con problemas de visión, algunos de los síntomas que se pueden presentar son: visión borrosa de cerca o lejos, dolor de cabeza, visión doble, excesivo lagrimeo, dificultad para adaptar la vista en la oscuridad, sensibilidad a la luz, ojos rojos. A su vez, en los niños se pueden presentar síntomas como: comezón en los ojos, excesiva cercanía los dispositivos electrónicos, parpado caído y frecuentes accidentes por despistes (StarMedia, 2017).

La mayoría de problemas visuales no tiene síntomas claros o específicos por lo cual, los oftalmólogos recomiendan al menos un chequeo anual. Asimismo, la ceguera sigue siendo un problema que afecta, sobre todo, a las personas con escasos recursos. Se debería tomar en cuenta que es más costoso, económicamente hablando, realizar chequeos frecuentes para la prevención de la enfermedad, que realizar un tratamiento ya cuando la afección a la vista se encuentra en un estado avanzado.

Cada cinco segundos una persona adulta pierde la visión en el mundo y cada minuto un niño queda ciego, con lo cual se logra estimar que cada año siete millones de personas quedan con ceguera total.

Siendo conscientes de la importancia de la vista nos permitimos dar las siguientes recomendaciones para el cuidado de ésta:

  • Dormir entre 7 y 8 horas diarias
  • Tener una dieta equilibrada rica en vitamina A (zanahorias, huevo y el hígado), C (guayaba, naranja, espinaca) y E (aceite de girasol, nueces y almendras)
  • Proteger los ojos con gafas de sol homologadas
  • Aplicar colirio para humedecer los ojos
  • Realizar la primera revisión oftalmológica a los niños a partir de los 4 años
  • Acudir cada año al oftalmólogo sobre todo luego de los 40 años
  • Evitar forzar la vista, manteniendo una buena postura y la distancia apropiada de seguridad frente a dispositivos electrónicos.

(Misiones Online, 2017)

Autor: Claudia Sandoval / Co-autor: Ignacio Peñaherrera. Miembros de AEMPPI Ecuador

Referencias